Memorias de un gamer

Todo lo que rodea al mundo de los matamarcianos.
Mensajes: 162
Registrado: Sab Ene 09, 2021 7:31 pm

Mensaje por Shootemalf » Jue Feb 24, 2022 10:27 pm

Re: Memorias de un gamer

Bloque 2 De las Maquinitas a los 32 BIT.
Capitulo 2: Spectrum


Imagen

Pablo Picasso dijo una vez; “Cada niño es un artista. El problema es cómo seguir siendo un artista una vez que hemos crecido”. Picasso siempre tuvo la preocupación de ver con los ojos de un niño. Asombrándose y creando a partir de esa percepción.

Lo mágico va perdiendo fuerza con los años. Cuando uno es niño, un cristal puede ser una esmeralda, una marca en el suelo un tesoro escondido, una cueva, la residencia de un monstruo. Lo importante no son los hechos sino cómo los percibe nuestra imaginación. Nuestra mente está abierta y sobre todo estamos dispuestos a ser sorprendidos. Es una cualidad que desgraciadamente se pierde con el tiempo. Esa capacidad de asombrarnos de nuestro entorno. Si alguien me pregunta qué es magia, digo que es la manera en la que reaccionamos cuando somos niños y vemos algo que nos rompe los esquemas.

Si retrocedemos un poco en el tiempo, en casa de un amigo, asistí al estreno de un Spectrum 48k. Eran tiempos en los que los niños estábamos siempre en la calle, ya que la única diversión digital era ver los dibujos de la tele el sábado a las tres o jugar al parchís u otros juegos de mesa. Esperé mientras el padre de mi amigo investigaba en las instrucciones. Finalmente apareció la pantalla del ordenador. LOAD “” ENTER Play. Empezó a sonar un ruido desagradable del aparato de audio a la vez que aparecían líneas horizontales en un recuadro de la pantalla. Minutos después aparecía una especie de piano tocando una melodía extraña. “Press Enter”. Cuando vi la primera pantalla del Manic Minner y comprendí que el muñequito se podía manejar con dos teclas para hacerlo ir de lado a lado, me quedé maravillado. ¡Manejar algo que aparecía en la tele mediante un teclado! Magia pura. No puedo olvidar ese momento. Era una disrupción mental, romper las barreras de lo que existía entonces. La televisión sólo servía para verla, no para interactuar con ella.

El Manic Minner fue un bombazo total. Hace no mucho, a través de la APP Marvin pude jugar otra vez al Manic Minner y me volvió a atrapar. Es un juego muy simple, pero os recomiendo que lo juguéis a aquellos que sois más jóvenes e intentéis acabároslo.



Conseguí un Spectrum para mí en algún año entre el 83 y 85, no lo recuerdo. Lo que no se me olvida es que fuimos a comprarlo a una tienda que hoy no existe y que mi padre pidió un juego formativo. Salimos con el Spectrum, con el Bugsy y con el Map Game. El primero nunca funcionó, pero el segundo me hizo aprender de geografía española un rato.



Los niños de hoy probablemente no tengan paciencia suficiente para lo que teníamos que hacer antaño. Los juegos de Spectrum se cargaban con cinta, tardaban unos cinco minutos en cargar y a veces no cargaban bien y había que repetir el proceso.



Los juegos que eran largos, requerían que entre pantalla y pantalla se volviera a cargar y si fallaba la carga, había que empezar otra vez desde el principio. Eran sacrificios que se aceptaban bien, ya que no había alternativa. Además, había grupos de juegos que uno compraba en una cinta, y podían fallar varios de ellos.

Además estaba el asunto del “EAR” y “MIC” las dos entradas que había en el Spectrum y en los radiocasetes de la época. Cuando un juego no cargaba bien, buscabas cambiar los cables conectados para ver si así cargaba bien. Había mucho mito al respecto.

El Spectrum fue la punta de lanza de los ordenadores de casa para juegos en España. Luego llegarían otros, pero el Spectrum tuvo su momento de esplendor, y sus juegos se vendían en toda tienda de electrónica. Es un icono de los ochenta, y hay pocos niños de aquella época que no lo hayan conocido.

Avatar de Usuario
Site Admin
Mensajes: 2472
Registrado: Dom Ene 06, 2013 11:10 pm
Ubicación: Tokio

Mensaje por Animaitor » Vie Feb 25, 2022 1:45 pm

Re: Memorias de un gamer

Gracias de nuevo por seguir estimulando nuestra mente con recuerdos tan lejanos.

Es curioso cómo funciona la memoria. Yo empecé con un Atari 2600 y solo llegué a tener 2 juegos por lo caros que eran, el Combat con sus 27 modos de juego, que venía con la consola y el Star Wars: The Empire Strikes Back. Me acuerdo perfectamente de ellos. Un par de años después llegó el Spectrum 48k, con su joystick, interface y el infame reproductor de cassette. Tuve un buen puñado de juegos pero soy incapaz de recordar un solo título. Si recuerdo las interminables cargas, el sonido insoportable y los gráficos penosos y pésima jugabilidad. Quizás no tuviera suerte con los juegos que llegué a comprar, no lo se. Lo único de lo que guardo un grato recuerdo es del ordenador en si, su forma tan peculiar, el tacto de los botones de goma y del olor tan característico que desprendía y que aún hoy puedo llegar a percibir en momentos muy puntuales y concretos en algunas tiendas de hardware en Akiba por ejemplo. La nostalgia es un sentimiento muy poderoso que a veces nos hace percibir cosas del pasado de una manera edulcorada y mas bonita de lo que realmente fue. En mi caso con el Spectrum, os aseguro que esto no se cumple.

Puede que la culpa la tuvieran mis primos y su Amstrad CPC con disquetera de 3 1/2 y su característico monitor de fósforo verde. Lo de que el monitor no tuviera color, era su punto débil pero la velocidad de carga, sus juegos, música y jugabilidad si que los recuerdo. Batman, Head Over Heels, Green Beret... Unos años después mi venganza vendría de la mano de un Amiga 500 pero eso ya es otra historia.

Mensajes: 162
Registrado: Sab Ene 09, 2021 7:31 pm

Mensaje por Shootemalf » Sab Feb 26, 2022 8:49 pm

Re: Memorias de un gamer

Yo también tenía un amigo con Amstrad y recuerdo muy bien la impresión que me causaron el Kung Fu Master y el Bionic Comando. Parecía un paso más adelantado al spectrum. En este caso se veían tres colores. También recuerdo ir a casa de un primo mío a mallorca y un amigo suyo tenía un comodore, pero estaba un poco en la linea. No sé qué modelo era.

Mensajes: 162
Registrado: Sab Ene 09, 2021 7:31 pm

Mensaje por Shootemalf » Sab Feb 26, 2022 8:58 pm

Re: Memorias de un gamer

Bloque 2 De las Maquinitas a los 32 BIT.
Capitulo 3: Jugando al Spectrum


Se dice que la generación nini no está acostumbrada a la cultura del esfuerzo. Probablemente lo dice quien no entiende el esquema mental de la nueva generación. El mundo avanza y las tradiciones se ven superadas por lo nuevo que llega. Para los jugadores del Spectrum en los años 80, esta máxima no aplicaba. Jugar implicaba esforzarse. Poner la cinta, escribir el Load “” Enter Play y esperar a que el juego se cargase correctamente era un ejemplo de esfuerzo para obtener una recompensa.

Había juegos que incluso requerían varias cargas. Uno de ellos era el Outrun. La maravillosa máquina de Sega tuvo su port al Spectrum. En su día me parecía entretenido aunque hoy entraría en la categoría de infumable. A continuación pongo un vídeo del que solo hace falta ver 1 minuto para captar la esencia del juego.



Cuando ibas pasando fases el juego te iba pidiendo cargas. Si fallaba alguna debías volver al principio. El Outrun fue un icono de las máquinas recreativas pero la versión de Spectrum no pasará a la historia. Aun así, metí unas cuantas horas.

Afortunadamente había juegos que merecían el esfuerzo. Sacaré en otro momento el debate de los juegos que son buenos en el momento o son eternos, pero me gustaría hacer mención a algunos eternos aquí. Ya he mencionado antes que hace poco he jugado hasta acabarme el Manic Minner en la Tablet y he disfrutado haciéndolo. Como dije en ese capítulo el Spectrum y ese juego están íntimamente ligados, pero con el juego que más disfruté en su día fue con el Bomb Jack.




El juego consistía en coger todas las bombas de la pantalla sin que a uno le matasen los bichos que existían con esa misión. Al dar al botón de saltar repetidamente podías ir amortiguando la caída. Recuerdo a mi hermano y a un servidor dedicando innumerables horas al juego, que por cierto era un port de un arcade que no era común en las salas de máquinas. El juego era muy divertido y creo que los creadores del Pang jugaron a este juego aunque a priori no parezca que tenga relación.

Otro juego que ahora está en el candelero por el recopilatorio de Rare es el Jetpack. De hecho es el motivo por el que me estoy planteando comprar el recopilatorio, por jugar al Jetpack original. Cuando jugué por primera vez me pareció una maravilla. La jugabilidad comparada con lo típico del Spectrum era maravillosa y la velocidad de los movimientos increíble.

Si hablamos de los juegos de dos jugadores, lo cual obligaba a compartir teclado con cuatro manos, el rey sin duda era el Gauntlet. Horas y horas dedicamos a navegar por sus mazmorras aniquilando fantasmas. La posibilidad de elegir entre cuatro personajes era la leche. Hoy probablemente elegiría otra versión para jugar, pero la del Spectrum era muy buena.



Otro megaclásico divertido en el ZX Spectrum era el Comando. Ha salido en el bloque de los Arcade, pero la versión Spectrum era muy divertida a pesar de la bajada de calidad de los gráficos. En la eterna duda, capacidad gráfica versus jugabilidad yo siempre voy con la segunda.




Un juego que sorprendía en su momento era el Saboteur. El tamaño del personaje era excepcionalmente grande y el movimiento muy fluido. Sin duda un clásico





Antes encontrar algo no era tan fácil como ahora. Recuerdo que se hablaba mucho del Spy Hunter como uno de los mejores juegos de Spectrum, pero en su día me costó un mundo encontrarlo. Podías ser un coche o una lancha y disparar a diestro y siniestro. Cuando por fin lo encontré lo disfruté.



El Spy Hunter era uno de esos juegos de los que decían que era “el mejor juego del mundo”. Es un lenguaje muy común entre los chavales de menos de diez años. Lo mismo se decía del School Daze, un juego en el que había que coger o disparar unos escudos sin que te vieran y en el que podías hacer travesuras. Vamos el sueño de todo niño. Podías sentarte en clase, disparar a los profesores, irte sin haber acabado, etc.



Previo a los Street Fighter, recuerdo dedicar horas al Exploding Fist, que era lo más parecido en un juego de lucha.



No era bueno, pero antaño la película cazafantasmas era un must entre los jóvenes y de ahí el éxito de su juego, así como el de Miami Vice:





Ninguno de los dos llega a la categoría de los anteriores pero fueron populares por otros motivos. Hubo muchos juegos de Spectrum importantes, como Sabre Wolf, Knight Lore, Camelot Warriors, Jet Ser Willy, pero he incluido los que fuerpn más representativos para mí.

Tiempo después fui a casa de un amigo que le habían comprado el Amstrad. La máquina tenía una ventaja evidente con respecto al Spectrum y eran los colores. Recuerdo tres juegos que marcaban la diferencia con respecto a mi máquina; Green Beret, Kung Fu Master y Bionic Commando.






Sólo jugué una vez al Commodore 64 y por lo tanto no lo recuerdo bien.

Sin duda el Spectrum fue algo especial en mi vida. Cuando se centró en la jugabilidad tuvo grandes juegos, como el Terracresta que no lo he mencionado en este capítulo.

Mensajes: 162
Registrado: Sab Ene 09, 2021 7:31 pm

Mensaje por Shootemalf » Dom Feb 27, 2022 9:35 pm

Re: Memorias de un gamer

Bloque 2 De las Maquinitas a los 32 BIT.
Capitulo 4: NES y Master System. 8-bit.
Imagen
Imagen

Si busco una imagen que me haga rememorar los tiempos de las consolas de 8-bit, este sea probablemente el de Carlos Sainz perdiendo el mundial por quedarse parado a falta de muy poco para terminar la etapa. Sé que es un comentario muy controvertido ya que hay muchas personas que consideran las consolas de 8-bit, el santo grial de los videojuegos. Para mí los 8-bit fueron una promesa incumplida, un quiero y no puedo, una búsqueda sin cuartel de aquel juego que justificase mi fé en la generación.

A estas alturas alguien puede pensar como una persona puede hablar tan bien del Spectrum y luego soltar semejante regalo, cuando ambas consolas eran infinitamente mejores que el ordenador de Synclair. La diferencia estaba en la promesa. Mientras el Spectrum supuso para mí ver magia en movimiento para cuando llegaron las consolas ya tenía una base de gamer ganada entre ordenador y máquinas. La promesa de las consolas entonces era tener un arcade en casa, y ahí está el desengaño, el sueño roto, la ilusión no correspondida.

Por supuesto que hubo grandes juegos en los aparatos. Lo mío era una búsqueda de un santo grial no existente. Sobre todo las 8 bit fueron responsables del nacimiento de grandes juegos. Si miramos el catálogo completo de ambas consolas tengo que decir que la NES fue mejor consola que la Master System, aunque la segunda tuviera mejores características técnicas. La primera inició grandes sagas que hoy siguen vivas, como Mario, Zelda, Megaman o Castlevania.
En 1987 U2 reinaba con su With or Without you, Mecano iniciaba su ascenso a los cielos y el país vivía una de las épocas de más fiesta y desenfreno.



En ese año se lanzó la NES en Europa y un año más tarde llegaría la Master System. La NES tuvo desde el principio un aliado maravilloso que fue Mario. Tanto el primer Mario como el tercero, fueron uno de los motivos para el triunfo de la consola. Del primero ya hemos hablado, pero el tercero fue en mi opinión el momento culmen de Mario. El último juego del fontanero con sorpresas reales. En el siguiente capítulo desarrollaré más esta apreciación.



Mario era rápido y muy jugable, características repetidas en otros juegos de NES y algo menos en la Master System que intentaba aprovechar sus mejores gráficos pero muchas veces a costa de la jugabilidad.

Los Megaman fueron otra de las perlas de la máquina del sol naciente. Además encajaban muy bien en las capacidades de la máquina. Hoy siguen siendo jugables, cosa que no ocurre con los Castlevania para los que merece la pena irse a generaciones posteriores. El Zelda por otro lado merece ser jugado en su versión original.
Cuando leo en las revistas como juegos nuevos anuncian tener gráficos similares a la NES, pienso, “no por Dios”. Fue sin duda la peor cualidad de la NES que por otra parte tuvo juegos muy divertidos.

Siguiendo en mi búsqueda de la consola que replicar a los arcades en casa, me compré la Master System en el año 1989. En buena hora, ya que a un amigo mío le trajeron dos meses más tarde de Japón una consola de reciente lanzamiento allí; la Mega Drive. Mi tránsito por la Master System fue muy decepcionante. Jugué y compré el Pac Manía, el vigilante, California Games, R Type, Golden Axe, GP Monaco, y aunque me divertí fue un paso en falso. Sólo hubo un juego que hizo merecer tal compra. Hubo un juego que fue el mejor de la era de los 8-bit. Sí, mejor que los Mario aunque no tuviera tanta prensa. Un juego que inventó el concepto Metroidvania aunque luego no fuera reconocido en la denominación del estilo de juego. Existiendo la opción de jugar a la Mega Drive, mis amigos venían a casa a jugarlo. Era el Wonder Boy III The Dragon’s Trap.



De todos los juegos de la generación es sin duda del que más he disfrutado. No es una opinión muy apoyada seguramente pero es la que es. La Master System no fue una buena consola, pero tuvo esa perla.

A pesar del gozo del Wonderboy, la realidad era clara. La Mega Drive sí era un arcade en casa. Pude jugar al Ghoulst&Ghost traído de Japón y era una versión casi idéntica al Arcade. Cuando dejé de disfrutar del tercer juego de Wonderboy, me compré una Mega Drive. Una nueva generación llegaba, y era claramente diferente. Mataba la sensación de que los juegos o eran bonitos o eran jugables.

Mensajes: 162
Registrado: Sab Ene 09, 2021 7:31 pm

Mensaje por Shootemalf » Dom Mar 06, 2022 4:36 pm

Re: Memorias de un gamer

Bloque 2 De las Maquinitas a los 32 BIT.
Capitulo 4: 16 bit. Apogeo gamer.


Imagen
Imagen

Por fin, aquellos que anhelábamos el arcade en casa tuvimos nuestra recompensa. Llegaron las consolas de 16 bit. En su momento no me enteré del amiga 500 y por lo tanto no lo disfruté ni conocí. Seguramente si lo hubiera hecho, sería hoy un fan de la plataforma.

Un niño no entiende de marketing, de campañas, de distribución, de influencia en la comunicación. Un niño comprende lo que ve. Tiempo después de que mi amigo trajese una megadrive de Japón, salió la Hobby Consolas a la venta. Para mí era un hito. La esperaba con locura, pues en un mundo en el que no existía internet, era la única forma de mantenerse enterado de lo que pasaba en las consolas. La palabra de Hobby Consolas era Dios al principio, y con el tiempo fue cambiando esa percepción. Una vez me compré la Mega Drive no entendía cómo podía haber notas parecidas entre juegos de Mega Drive y de Nes o MS. La diferencia era abismal. Los años y formación me han hecho entender que Hobby Consolas siempre ha estado influenciada por sus compradores y nunca ha tratado de “cabrearles” con la realidad tal y como era. Había muchos jugadores de Nes compradores de Hobby Consolas y posteriormente de Super Nes. Hoy es el día que en el último número, dieron una valoración al Halo 5 no muy allá, pero incluso indicaban que lo hacían sin haber jugado al multijugador. Me sirvió para darme cuenta de que nada ha cambiado. Hay más compradores de PS4 entre sus lectores y no hace falta más explicación.

Todo este preámbulo me sirve para explicar el toque épico que tuvo que emprender la Mega Drive. Una prensa que favorecía a Nintendo, a la Nes al principio y a la Super Nintendo después, unas compañías que no podían desarrollar juegos para otras marcas, como Konami o Capcom, y una cuota de mercado que no favorecía a Sega. Con todo y con eso la Mega Drive se hizo su camino porque era una consola excepcional. No sólo destrozó a las 8-bit en Europa, sino que cuando llegó la Super Nintendo aun consiguió aprovechar sus cualidades al máximo para presentar juegos técnicamente tan buenos como los del cerebro de la bestia.

Que mis palabras no os confundan. He jugado mucho y he disfrutado mucho de la Super Nintendo. Puedo decir que he jugado a casi todos los juegos relevantes de ambas consolas. Los 16-bit son mi generación. Aquella en la que puedo hablar de cualquier juego. Y dicho esto mi consola favorita sin duda es la Mega Drive. Los motivos, los siguientes:

a) Llegó antes. Y lo hizo con juegos realmente buenos desde el principio como Ghoulst&Ghost, Castle of Illusion, Thunderforce II. Cuando llegó la supernintendo dos años más tarde realmente no aportaba mucho más. Entraré en más detalle después con el MD7 y compañía.
b) La prensa principal tenía una clara preferencia hacia la super nes y en particular la Hobby Consolas. Yo que jugaba a ambas consolas a veces no entendía las notas. Salía un Mario y le daban un 98, salía un Sonic y recibía un 95, cuando debo decir que entonces Sonic era más innovador que Mario. He escrito antes que el Mario3 fue para mí el último Mario que me entretuvo de verdad. Además, en los juegos que salían para ambas consolas, la versión de Snes solía ser mejor gráficamente y en sonido pero peor en jugabilidad y ralentizaciones. Es una sensación que cuando jugabas a los juegos de las dos máquinas te llevabas (pej; Lion King, Eathworm Jim, Street FIghter, Mortal Kombat,..)
c) El punto más importante de todos. Cuando vuelvo a jugar a juegos de la era de los 16 bit casi siempre son juegos de Mega Drive. Después pondré mis juegos favoritos de la generación pero hay más de Mega Drive.

Es muy difícil elegir los 20 mejores de la generación, pero he hecho el esfuerzo de escoger aquellos con los que yo más me divertí. No están en orden porque no soy capaz de hacerlo:

1) Super Metroid SN
2) Sonic 2 MD
3) Dynamite Heady MD
4) Thunderforce III MD
5) Thunderforce IV MD
6) Ecco the Dolphin MD
7) Zelda a link to the past SN
8) Street fighter II (ambas)
9) Flashback (ambas)
10) The Story of Thor (MD)
11) Terranigma SN
12) Streets of rage II MD
13) Aladdin MD
14) Castlevania Bloodlines MD
15) Mortal combat II (Ambas pero la de Mega Drive tenía los fatalities y la de SN No)
16) Ghoulst N Ghost MD
17) Casttle of Ilusion MD
18) Probotector MD
19) Gunstar Heroes MD
20) Atomic Runner MD
Hay juegos como el Lunar o el Crono Trigger a los que jugué pasado el tiempo así que no los incluyo porque no los jugué en la época de los 16 bit.
En siguientes capítulos entraré en el detalle de algunos juegos, pero fue sin duda una generación excepcional.


Avatar de Usuario
Site Admin
Mensajes: 2195
Registrado: Dom Jun 09, 2013 11:22 pm
Ubicación: Madrid
Contactar:

Mensaje por Phan » Vie Mar 11, 2022 12:38 pm

Re: Memorias de un gamer

Excelentes historias Shootemalf, muchas de las cuales he vivido en su momento.

Maquinitas de game & watch tuve bastantes y aún conservo algunas.

En cuanto a microordenadores, tuve mi querido MSX2 que todavía conservo y sigo coleccionando algunos de sus títulos en cartucho. Era una gran máquina pero poco usada en comparación con los Spectrum o Amstrad, a los cuales también jugaba en casa de otros amigos. Fue una gran época.

Cuando empezaron a decarer estas máquinas, a principios de los 90 pequé el salto al PC y me metí en un mundo diferente al de las consolas, especialmente con las aventuras gráficas, las video aventuras y otros géneros propios de los ordenadores, así como los primeros emuladores como "Callus". Aunque también pude jugar a las consolas que me prestaban a veces mis primos o en casa de amigos, no fue hasta la primera Playstation cuando me metí de lleno en ese mundo del que no he salido :)

Mensajes: 162
Registrado: Sab Ene 09, 2021 7:31 pm

Mensaje por Shootemalf » Vie Mar 18, 2022 8:47 pm

Re: Memorias de un gamer

Bloque 2 De las Maquinitas a los 32 BIT.
Capitulo 5: 16 bit. La fuerza del Rayo

Michael Jackson cambió de década envuelto en un sinfín de rumores sobre su voluntad de ser blanco. Por un lado se decía que era una enfermedad y por el otro que se estaba despigmentando artificialmente para ser blanco. Sea como fuere, está claro que estaba más preocupado en otros asuntos que no la música, pues los Jackson-fans dicen que su último gran álbum fue “BAD” en 1987. Tiempo después y con temas basados en ese disco apareció un juego de Mega Drive llamado “Moonwalker”. No es que fuera demasiado bueno, pero sucedió que en el supermercado de cerca de casa pusieron una oferta de Megadrive + Moonwalker por 19.990 pesetas. Por aquel entonces ya había finiquitado el Wonderboy y me pasaba día sí y día también en casa de mi amigo con Megadrive japonesa. Tiempo después resultó que la que me habían vendido a mí también era japonesa y tuve que comprar un cartucho para poder jugar a los juegos PAL.

Imagen

Con la Megadrive en casa y tras jugar al Moonwalker y resto de juegos que me dejaron; Ghoulst&Ghost, Castle of Illusion, Super Monaco GP y The Revenge of Shinobi, me compré mi primer juego de 16-bit. Fue una elección pensada, pues por aquel entonces los juegos costaban cerca de 8000 pesetas creo recordar y había muchos meses de ahorro que estaban a punto de ser dilapidados. El juego que elegí fue el Thunderforce III y puedo decir que resultó una magnífica elección. Había jugado al Thunderforce II en casa de un amigo y me había encantado (sí, incluso las pantallas de vista cenital)
Hasta entonces no me había parado a pensar en qué géneros me gustaban. Había juegos con los que me divertía y otros que no. La compra de Thunderforce III me hizó entender tres cosas, dos antaño y una recientemente:

a) Me gustaban los Shoot`em ups
b) Me gustaban los juegos con buena banda sonora
c) Recientemente. Hay juegos que son atemporales y otros que basan su éxito en ser técnicamente potentes en su momento, pero luego pierden su gracia.

La tercera entrega de Thunderforce era una maravilla para la vista, los oídos y el espíritu jugón. Los más puristas del género dicen que es fácil, pero yo les animo a acabarlo sin ser matado en el nivel maniac. Es un juego que hoy sigue siendo muy divertido. Es de esos atemporales pues su valor trasciende la tecnología

Si alguno lo juega en un emulador le recomiendo que respete los continues y no vaya salvando las pantallas, pues es el espíritu original del juego. Desde la primera pantalla la jugabilidad es máxima y el sonido fantástico. Como muestra un botón, en el siguiente vídeo se puede ver la tercera pantalla Eiren y su fantástica música.



Tanto me gustó en su día este juego que en cuanto salió el siguiente también me lo compré. El Thunderforce IV o Lightening Force para los americanos, es un juego más largo y difícil que su predecesor. No sé si decir si es mejor, pero sin duda también es un auténtico juegazo. El final es épico si se juega sin salvar en un emulador. Ambos juegos son los mejores Thunderforce. He jugado hace poco al V y aun siendo también un juego notable se pierde en mi opinión en explotar lo que entonces podían ofrecer la Saturn y la PS haciendo un shooter con elementos 3D que pierde algo de claridad. Ahí es dónde vuelvo a mi reflexión c, el V es técnicamente mucho mejor, pero en mi opinión peor como juego con el paso del tiempo.
Además Thunderforce IV tiene algo maravilloso en la integración de la música con el entorno. A continuación os pongo la pantalla 8 y prestad atención en el segundo 40 cuando con un subjefe, se mezcla la música con el rebote de la bola. Fantástico.



Tal grado de integración entre imagen juego y música la encontrado muy pocas veces.
Aunque hay muchos shoot em ups buenos en la mega drive, estos dos son en mi opinión los mejores. He disfrutado mucho pero hace poco con el MUSHA, lo hice en su día con el Ginoug y aunque he jugado a Hellfire, Eliminate Down o Zero Wing, creo que son inferiores a los anteriores. Cualquiera que disfrute con la exigencia de los shoot em ups, memorización de movimientos, habilidad y nervios, encontrará en estos títulos de MD lo que busca.

El Thunderforce AC de Super Nintendo está bien, pero peor que los dos anteriores ya que es una versión del Thunderforce III, pero quitando algunas pantallas. En SNES los shoot em ups se prodigaron menos, aunque hay algunos dignos de mención. En su día me encantó el Axelay, era todo un prodigio técnico del momento. Desarrollado por Konami por los que luego fundaron Treasure, en su día el formato de las pantallas verticales fue absolutamente innovador.



Al Axelay le pasa lo que al Thunderforce V, parte de su gozo provenía del despliegue técnico. Me encantó y sorprendió en su día, pero he jugado hace poco y ha envejecido muy mal la verdad. Un juego que en su día me pareció inferior al Axelay pero ha envejecido mejor es el Parodius.

Y por supuesto la SNES contó con su R-Type:



Buen juego aunque no a la altura de sus predecesores.
Si hubo un juego que rompió moldes técnicos en la época ese fue Super Star Fox. Era una mezcla entre Space Harrier y After Burner y recibió muchos elogios de la crítica y los jugadores. A mí me encantó, como lo hicieron los rail shooters antes mencionados.

Hoy tampoco sobrevive al paso del tiempo. Al Starfox le pasa lo mismo que al Virtua Racing de Mega Drive. En su día eran una pasada pero han sido muy superados con el tiempo y hoy compensa más jugar a juegos más modernos de la misma temática. Recuerdo disfrutar de lo lindo con el Virtua Racing y sus tres circuitos, pero hoy no tiene nada que hacer con cualquier simulador de coches actual.

Con el Thunderforce III supe que me gustaban los Shoot em ups, que los juegos con buena banda sonora me calaban más y tiempo después que hay buenos juegos atemporales y otros que o los jugaste en su momento o no entenderás la importancia que tienen para aquellos que los tienen en un pedestal.